domingo, 12 de octubre de 2014

El Anillo Señal

Casi un mes después...
-Buenas tardes señora Hudson, vengo a entregarle su pedido como habíamos hablado esta mañana.
-Oh si, adelante señorita Michael. Tome asiento, pediré el té.
-Aquí está, le hago entrega de su Brújula Temporal, le enseñaré a usarla.
La tarde de estaba desarrollando con normalidad pero cuando me disponía a dar por terminada mi visita...
-Señorita Michael, tengo una duda, ¿Qué es ésto?
Oh señor, lo sabía, sabía que algo saldría mal, ¿Cómo iba a explicarle que eso era el localizador para la policía?
-Eh, ummmm, bueno...
-No se moleste, se lo que es.
-¿Sabe lo que es?
-Si, es un localizador
-¿Eh?¿Cómo?
-No se moleste señorita Michael, es un localizador de la policía. Lo se todo he estado jugando con usted todo este tiempo. Ha decir verdad pensé que no sería tan ingenua pero ha resultado ser así.
Me levanté de la silla como un resorte, tal vez con la idea de una defensa efusiva o huir a lo loco, pero...
-Oh, no se asuste por favor señorita... ¿Puedo llamarla Lina?
-¿Disculpe?
-Es su nombre de pila, ¿Cierto?
-Si, ¿pero como lo sabe?
-Como usted bien sabe pertenezco a una logia y como es de esperar estamos muy bien informados. Tenemos grandes archivos donde guardamos información suficiente como para saber su nombre y el de toda su genealogía, y como comprenderá, estamos más que informados de todos los movimientos de la policía y de todo lo que nos rodea.
-¿Pero como?
-Tenemos miembros infiltrados hasta en el gobierno. Pero no se preocupe, está usted totalmente a salvo, no vamos a hacerla ningún daño. Solo queremos participar de sus creaciones.
-¿Eso es todo señora Hudson?
-Ummmm bueno, más o menos, mi trabajo consiste en acercarme a usted para conseguir que forme parte de nuestra logia.
-¿Y por qué iba a hacer algo así?
-Nuestra idea era hacerlo poco a poco, para que todo fluyera con naturalidad y sin necesidad de obligarla, de forma que fuese usted misma quien quisiera unirse a nuestras filas.
Sabemos que tenemos mala fama y que se nos da por extintos, de eso se han encargado muy bien los que quieren poder, pero lo que no saben es que nos beneficia mucho, ya que así permanecemos en las sombras y es más difícil nuestro seguimiento. Pero visto que la cosa empezaba a avanzar en el sentido contrario con la repentina carta que recibió usted del comisario McCall, tubitos que acelerar el proceso.
Nos enteramos de que él está al servicio de nuestro mayor enemigo, y quería engañarla haciéndola creer que nosotros somos muy peligrosos, poniéndola así en nuestra contra, pues él sabe que usted es una parte muy importante para nosotros y que sin usted, ellos tendrían ventaja sobre nosotros.
-¿Yo?
-Llevas el anillo que te regaló tu bisabuela.
-Si, no me lo quito nunca, ella me dijo que en su debido momento el anillo lo vería la persona adecuada.
-Y así fue Lina. Yo lo ví y me ayudó a reconocerla al momento. Muéstramelo otra vez.


-No hay duda, eres tú Lina. Serías tan amable de acompañarme a nuestra sede. Te lo explicaré todo de camino, y allí podrás entender muchas cosas.

PROCESO



























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada